martes, 21 de julio de 2009

PRESUPUESTO DE EFECTIVO


Esta herramienta permite planear las estrategias de inversión y de solicitud de préstamos, así como el control para mejorar la eficiencia de la administración de efectivo en el futuro.

El presupuesto de efectivo es un informe de las entradas y salidas de efectivo planeadas de la empresa que se utiliza para calcular sus requerimientos de efectivo a corto plazo, con particular atención a la planeación en vista de excedentes y faltantes de efectivo.

La información necesaria para el proceso de planeación financiera a corto plazo es él pronostico de ventas, este pronóstico es la predicción de las ventas de la empresa correspondiente a un periodo especifico. Con base en este pronóstico, se calcula los flujos de efectivo mensuales que resultan de las ventas proyectadas y de la disposición de fondos relacionada con la producción, el inventario y las ventas.

Tipos de Pronósticos

Los pronósticos de ventas se deben basar en un análisis de los datos externos o internos o en una combinación de ambos.

•Pronósticos externos: Se basa en la relación que existe entre las ventas de la empresa y ciertos indicadores económicos externos importantes como el PIB (producto interno bruto) entre otros.
•Pronósticos internos: Se basan en una acumulación de pronósticos de ventas obtenidos de los propios canales de ventas de la empresa
•Pronósticos combinados: Por lo general, las empresas utilizan una combinación de datos sobre pronósticos externos e internos para realizar él pronóstico de ventas final. Datos internos proporcionan una idea de las expectativas de ventas y los datos externos ofrecen un medio para ajustar estas expectativas de acuerdo con los factores económicos generales.

Componentes del presupuesto de efectivo

•Ingreso de efectivo: Son todas las entradas de efectivo de una empresa que ocurren en un periodo financiero determinado.
•Desembolso de efectivo: Son todos los gastos de efectivo que realiza la empresa durante un periodo financiero específico, los más comunes son:
Compras en efectivo
Liquidación de cuentas por pagar
Pagos de renta
Sueldos y salarios
Pagos de impuestos
Disposiciones de fondos para activos fijos
Pagos de intereses
Pagos de dividendos en efectivo
Pagos del principal
Recompras o retiros de acciones
•Flujo de efectivo neto: Es la diferencia matemática entre los ingresos de efectivo de la empresa y sus desembolsos de efectivo en cada periodo
•Efectivo Final: Es la suma inicial de la empresa y su flujo de efectivo neto del periodo.
•Financiamiento total requerido: Es la cantidad de fondos que requiere la empresa si el efectivo final del periodo es menor que el saldo de efectivo mínimo deseado; comúnmente, está representada por documentos por pagar.
•Saldo de efectivo excedente: Es la cantidad disponible que tiene la empresa para invertir si el efectivo final del periodo es mayor que el saldo de efectivo mínimo deseado.

El efectivo, siempre que sea posible, debe ponerse a trabajar en inversiones que generan rendimientos.

lunes, 13 de julio de 2009

ESTADOS FINANCIEROS


Cuando se hace referencia a los Estados Financieros se hace alusión a ciertos documentos que contienen información sobre la gestión administrativa de una entidad productora de bienes y/o servicios, expresada, dicha información en términos monetarios, en dinero.

Estos estados financieros pueden clasificarse bajo varias ópticas:

a) Importancia relativa: Primarios o Secundarios.
Esta clasificación se establece más por tradición, si bien los primarios constituyen la base para varios de los secundarios.
Los Estados Financieros Primarios son:
1) El Estado de Situación Financiera o Balance General, y
2) El Estado de Resultados o Estado de Pérdidas y Ganancias.

Los Estados Financieros Secundarios, no por ser secundarios son menos importantes (no se deje el lector llevar por esta palabra) son:
3) El Estado de Origen y Aplicación de Recursos,
4) El Estado de Ingresos y Egresos, y
5) El Estado de Flujos de Efectivo

b) Por la información: Financieros o Administrativos.
Los financieros tienen como principal objetivo proporcionar información generalizada a personas interesadas en dicha información, tanto internamente como externamente; internamente, a los estrategas de la misma organización. Externamente, a posibles socios, a instituciones financieras y a autoridades gubernamentales. Mientras que los estados financieros administrativos arrojan información detallada al interior de la organización, incluyendo rubros específicos como costos, presupuestos, controles de calidad, de mercadotecnia, de personal, etc. A los registros financieros generales se les agrupa en la Contabilidad Financiera, mientras que a los internos y detallados, en la Contabilidad Administrativa.


c) Por el tiempo: Históricos o Proyectados.
A los financieros del inciso anterior también se les denomina históricos, pues se basan en hechos pasados de la organización, mientras que los administrativos, se caracterizan por su proyección futura, esto es, para tomar decisiones. Esta es la razón por la cual a los financieros se les considera como irrelevantes para la toma de decisiones (nadie puede tomar decisiones para el pasado), pero sí pueden proyectarse al futuro, pues las decisiones siempre serán a esta dimensión temporal.

viernes, 3 de julio de 2009

LAS CAJAS DE AHORRO


Mediante este trabajo trataremos de explicar en un resumen todo lo concerniente a las “Cajas de Ahorro”, ya que son una de las fuentes del financiamiento para los proyectos de inversión y es muy importante tener una idea concisa de lo que son y de lo que todo esto conlleva.
EL ORIGEN DE LAS CAJAS DE AHORRO
Remarcaremos sólo algunos aspectos esenciales en su creación y evolución.
Hemos de constatar en primer lugar que el origen de las cajas de ahorro está atado históricamente a las instituciones de tipo benéfico, especialmente de los montes de piedad. Instituciones ya presentes en el
S. XV, generalmente apoyadas por la iniciativa eclesiástica. En el S. XVIII, los montes de piedad están patrocinados por la iniciativa real, manteniéndose la inspiración benéfico - religiosa de su funcionamiento. El concepto más moderno de “caja de ahorro” aparece en Europa (concretamente en Gran Bretaña) durante la segunda mitad del S. XVIII.
Este concepto tiene sus bases en el pensamiento de Jeremy Bentham (Filósofo, economista y jurista británico, 1748-1832), el principio de su ética es el interés; y éste consiste en el logro de la felicidad, no sólo individual sino colectiva, considerara a las cajas de ahorro como un instrumento de mejora de las condiciones de vida de las clases trabajadoras, mediante la remuneración del ahorro y creando un nivel de seguridad económica superior. Puede decirse que el sistema fuè inaugurado por el reverendo Henry Duncan, en Rutwell (condado de Dumfries) en 1808. En España, la introducción de las ideas promotoras de las cajas de ahorro empiezan en el trienio liberal (1820-1823), especialmente con la vuelta de los exiliados después de la muerte de Fernando VII.
La historia de las Organizaciones de Ahorro y Crédito Popular inicia en México en 1951, año en que apareció la primera Caja de Ahorro Popular. La iniciativa fuè del sacerdote Pedro Velásquez Hernández, quien dos años antes había enviado a varios sacerdotes a estudiar el movimiento de las Cajas Populares de Canadá y de las Uniones de Crédito de los Estados Unidos.
Esta experiencia fue exitosa ya que las denominadas Cajas Populares se extendieron rápidamente. Para 1954 existían alrededor de 20 instituciones similares. Sin embargo, sus dirigentes y participantes pronto se dieron cuenta de que necesitaban asesoramiento y otros servicios, por lo que ese mismo año –1954- decidieron organizar y celebrar el Primer Congreso Nacional de Cajas Populares, en el que se analizó el funcionamiento de los órganos directivos y se determinó constituir un Consejo Central de Cajas Populares.
Diez años después, en 1964, se creó la Confederación Mexicana de Cajas Populares, con lo que se formó la estructura básica de organización del movimiento de este tipo de organizaciones en el país, integrada por Cajas, Federaciones y Confederaciones. Se calcula que para ese entonces había en todo el país unas 500 Cajas de Ahorro, con más de 300 mil asociados.
Aunque las Cajas de Ahorro Popular empezaron a desarrollarse por iniciativa de las comunidades, durante mucho tiempo la mayoría de ellas se mantuvo en torno a la que había sido su piedra de fundación original, la iglesia. Por otra parte, a lo largo de décadas enteras, el gobierno no participó en esta actividad, ni con políticas de fomento, ni con acciones para regularla.
Esta situación cambió en 1991, cuando la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares de Crédito fue modificada, para incluir a las Sociedades de Ahorro y Préstamo como intermediarios financieros regulados, con la única facultad de otorgar créditos a sus miembros.
En 1993, surgieron las Cajas Solidarias a iniciativa de campesinos beneficiarios de créditos a la palabra del Programa Nacional de Solidaridad, PRONASOL. Su origen tuvo el objetivo de motivar el pago de créditos al PRONASOL y con el capital recuperado formar un intermediario que proporcionara servicios financieros a la comunidad.
Un año más tarde, en 1994, la Ley General de Sociedades Cooperativas se modificó para incluir a las Cooperativas de Ahorro y Préstamo. Esto significó varios cambios para el Sector de Ahorro y Crédito Popular.
A pesar de que la mayoría de las Organizaciones de Ahorro y Crédito Popular son exitosas y gozan de la confianza de sus clientes y asociados, en el año 2000 se produjeron algunos casos de problemas financieros derivados de actividades fraudulentas de personas que aprovechando los vacíos legales establecieron “pseudo-cajas”.
Para dar respuesta a las demandas de los ahorradores defraudados, el 29 de diciembre de 2000 se emitió la Ley para crear un Fideicomiso para administrar el Fondo para el Fortalecimiento de Sociedades y Cooperativas de Ahorro y Préstamo y de Apoyo a sus Ahorradores.
Esta ley contempló que el Fideicomiso Público otorgara dos tipos de apoyo para las Sociedades y Cooperativas de Ahorro y Préstamo. En primer lugar, el pago del 70% de los saldos netos menores o iguales al monto básico de pago (en términos generales $190,000) de los ahorradores defraudados. En segundo lugar, apoyo a las Sociedades con problemas de solvencia.
El esquema de rescate previsto en la Ley, contempló el apoyo a 224,717 ahorradores, que representaron el 97.7% del total de defraudados. El 14 de diciembre de 2002, la Cámara de Diputados aprobó una segunda fase de apoyo a los ahorradores.
¿QUÉ SE NECESITA PARA CONSTITUIR UNA ORGANIZACIÓN DE AHORRO Y CRÉDITO POPULAR?
Con base en lo establecido en la Ley de Ahorro y Crédito Popular, las Organizaciones de Ahorro y Crédito Popular pueden constituirse como Sociedad Financiera Popular (Sociedad Anónima) o como Sociedad Cooperativa de Ahorro y Préstamo, y deben cumplir con los requisitos que se mencionan en la dicha ley.
La Comisión Nacional Bancaria y de Valores es la encargada de autorizar la organización y funcionamiento de las Organizaciones.
Las cajas de ahorro constituidas con diversa naturaleza jurídica, pueden transformarse, fusionarse, escindirse o liquidarse y constituirse en Entidad de Ahorro y Crédito Popular, llevando a cabo los actos establecidos por la ley.
¿LAS INVERSIONES QUE SE LLEVEN A CABO EN UNA ORGANIZACIÓN DE AHORRO Y CRÉDITO POPULAR, TIENEN ALGUNA GARANTÍA?
Desde luego, porque participan en el sistema de protección a ahorradores denominado Fondo de Protección, que tiene como fin primordial cubrir hasta cierto monto los depósitos de cada ahorrador.
En las cajas de ahorro no existió regulación hasta diciembre de 1991, cuando se aprobó la ley General de Organizaciones y actividades auxiliares de Crédito, la cual ha sufrido muchos cambios y modificaciones.
¿POR QUÉ USAR UNA CAJA DE AHORRO EN LUGAR DE UNA CUENTA BANCARIA?
Una posible respuesta es que las personas que recurren a las primeras viven en pequeñas comunidades donde no existe una sucursal bancaria, y además las cajas de ahorro se especializan en cantidades chicas a diferencia de los bancos que se especializan en cantidades grandes. Cada cuenta tiene sus características particulares. Existen algunas en las que se puede retirar el dinero ahorrado o parte del mismo en cualquier momento y otras en las que se deposita a un plazo definido. Cada persona elige el tipo de cuenta que más le conviene. Como se menciona anteriormente las Cajas de Ahorro son una fuente del financiamiento para los proyectos de inversión las cuales son para pequeños inversionistas (Liquidez). Son instituciones financieras que pertenecen a un amplio numero se socios, usualmente de bajos recursos, no considerados como sujetos de crédito por la banca comercial. Reciben su ahorro y les otorgan préstamos
¿CUÁNDO ENTRA EN VIGOR LA LEY DE AHORRO Y CRÉDITO POPULAR?
La ley como tal rige desde que fue publicada el 4 de junio de 2001. Sin embargo, su artículo segundo, que se refiere a la integración de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo y las Sociedades Financieras Populares autorizadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, entró en vigor cuatro años después, es decir, el 5 de junio de 2005. Esos cuatro años fueron el lapso que se diò a las Organizaciones de Ahorro y Crédito Popular para que se regularizaran conforme a la ley.
La reciente Ley de Ahorro y Crédito esta diseñada para remediar la falta de regulación que permitió el fraude de José Cirilo Ocampo Verdugo en el 2002 (Ocampo Verdugo fundó un imperio que abarcó decenas de cajas populares en 25 estados y al menos 113 bienes inmuebles ubicados en Colima, Veracruz y otras cuatro entidades, además de hoteles, plazas comerciales, edificios y casas y defraudó a alrededor de 181 mil personas.
En gran parte jubilados, viudas o retirados, personas que tenían sus guardaditos para poder sobrevivir mensualmente con una cantidad) y otros casos similares.
¿CUÁL ES LA IMPORTANCIA DE LA LEY DE AHORRO Y CRÉDITO POPULAR?
Es básica, porque abarca cuatro aspectos fundamentales para el Sector del Ahorro y Crédito Popular:
• Regula, promueve y facilita el servicio de captación de recursos y colocación de crédito por parte de las Organizaciones de Ahorro y Crédito Popular, así como la organización y el funcionamiento de las Federaciones y Confederaciones en que las entidades se agrupen.
• Regula las actividades y operaciones que las Organizaciones de ahorro y crédito popular pueden realizar con el propósito de lograr un desarrollo sano y equilibrado;
• Protege los intereses de quienes celebran operaciones con las Organizaciones de Ahorro y Crédito Popular;
• Establece los términos en que las autoridades financieras ejercen la supervisión del Sistema de Ahorro y Crédito Popular.
ACTIVIDADES PARA APEGARSE A LA LEY DE AHORRO Y CRÉDITO POPULAR
Las cajas populares y sociedades que desean continuar ofreciendo servicios de ahorro, deberán solicitar su autorización ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).
El Gobierno Federal está apoyando a las cajas y sociedades existentes para que puedan cumplir con la nueva normatividad y obtengan su autorización.
Es importante su participación en estos proyectos, pues recibirán capacitación y asesoría especializada en áreas clave para su desempeño.
Para obtener su autorización deberán pertenecer a una Federación autorizada por la CNBV, o en caso de que decidan no pertenecer a alguna, deberán contratar los servicios de un Comité de Supervisión.
Las cajas populares y sociedades de ahorro y crédito popular, tuvieron hasta el 4 de junio de 2005 para obtener su autorización.
¿CÓMO SE HIZO?
La actual LEY DE AHORRO Y CRÉDITO POPULAR es resultado del trabajo conjunto de los Diputados y Senadores de la República y los representantes de los organismos dedicados a esta actividad, así como de los servidores públicos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, del Banco de México, de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y del Patronato del Ahorro Nacional, actualmente BANSEFI, y por supuesto de la ciudadanía.
¿PARA QUÉ SIRVE?
La finalidad de esta Ley es fortalecer la actividad de ahorro y crédito popular y promover el desarrollo ordenado de la misma. Con ello habrá más oportunidades para el ahorrador y para quien desee solicitar un préstamo.
La Ley establece los términos en que habrán de organizarse y funcionar las Entidades, así como sus federaciones y confederaciones.
También establece la forma en que se efectuará la supervisión de estos intermediarios y cómo funcionará el seguro de depósito que protegerá los ahorros.
Esta Ley es de carácter público y tiene validez en todo el territorio nacional.
¿CÓMO FUNCIONA?
La Ley prevé que las organizaciones se puedan transformar en alguna de las siguientes figuras jurídicas:
• SOCIEDADES COOPERATIVAS DE AHORRO Y PRÉSTAMO
• SOCIEDADES FINANCIERAS POPULARES
En términos generales, a estos dos tipos de instituciones se les llama Entidades de Ahorro y Crédito Popular.
Al invertir en una cooperativa el ahorrador se convierte en socio de la misma, con voz y voto y con derecho a participar en los órganos de gobierno de la sociedad cooperativa.
Las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo y las Sociedades Financieras Populares podrán integrarse a una FEDERACIÓN y éstas a su vez, en una CONFEDERACIÓN.
Una vez autorizadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo y las Sociedades Financieras Populares, podrán realizar las siguientes actividades:
• Recibir depósitos de ahorro
• Recibir préstamos de las Federaciones a las que pertenecen
• Operar títulos de crédito
• Negociar contratos de financiamiento con socios y clientes
• Dar préstamos a sus socios y clientes
• Recibir o mandar órdenes de pago
• Expedir y operar tarjetas de débito y de crédito
• Recibir pago de servicios como agua, teléfono, etc.
Entre otras actividades está la creación de fondos sociales como:
• Fondos de Reserva:
Sirven para enfrentar una posible pérdida o restituir algún faltante de la Sociedad Cooperativa de Ahorro y Préstamo o de la Sociedad Financiera Popular.
• Fondos de Obra Social:
Sirven para obras sociales, y en caso de las Cooperativas, para el pago de gastos médicos, pensiones y retiros de los socios, primas de antigüedad, gastos de funeral, subsidios por incapacidad, becas educativas para los socios y sus hijos, guarderías infantiles; así como para organizar actividades culturales y recreativas.
Asimismo, la Ley solicita la creación de un Fondo de Protección que procurará recuperar los depósitos de los ahorradores en caso de cierre. Si esto ocurriese, las Federaciones se agruparán en Confederaciones y éstas manejarán un Fondo de Protección para los depósitos de los ahorradores hasta por un monto equivalente de 4,000 a 10,000 unidades de inversión (UDIS).
Además, la creación de un sistema de prevención o alerta temprana que permita identificar a tiempo un delito, anomalías en el manejo del dinero o cualquier actividad que ponga en riesgo los intereses de los ahorradores y de sus socios o que pudiese afectar la solvencia de cualquier Entidad de Ahorro y Préstamo.
SANCIONES
Para aquellos que realicen actos prohibidos por la Ley, se les impondrá una multa de 1,000 a 5,000 días de salario.
En cuanto a los delitos se dictará una pena de 6 meses a 10 años de cárcel y una multa de hasta 5,000 días de salario a quienes causen daño económico a algún socio o cliente por fraude, uso indebido de información o por cualquier otro tipo de delito. Estas sanciones incluyen a administradores, gerentes, socios, etc.
Bajo el amparo de esta Ley, se le brinda a la población que no ha tenido acceso a los servicios de la banca comercial, una opción de ahorro y préstamo estable, confiable y de acuerdo a sus necesidades.
¿ES VERDAD QUE EN OTROS PAÍSES LAS ORGANIZACIONES DE AHORRO Y CRÉDITO POPULAR SON TAN O MÁS GRANDES QUE LOS BANCOS COMERCIALES?
Sí, en naciones como Alemania, Canadá, España y Estados Unidos, los llamados bancos de cajas populares han llegado a ser tan importantes que incluso se ha dado el caso de que compren bancos comerciales. En México, a las Organizaciones de Ahorro y Crédito Popular en general se les conoce con el nombre de Cajas de Ahorro Popular, aunque no todas tienen esa característica. Están localizadas, en su mayoría, en colonias populares de grandes y pequeñas ciudades, así como en localidades de pocos habitantes, en donde no se cuenta con servicios bancarios. Su grado de desarrollo es variable. Aunque el dinero de sus socios y clientes representa solamente el 1% de los activos de la banca múltiple, tienen una importancia económica fundamental, pues atienden al 6.7% de la población económicamente activa del país
VENTAJAS DE LAS CAJAS DE AHORRO
*Llegan a pequeñas comunidades, incluso las que cuentan con menos de 12.000 habitantes, que en general no interesan a los bancos. La cercanía con los socios es importante para que asistan a las asambleas
*Son específicas en los préstamos de bajas cantidades para el público que por su patrimonio e ingresos no es aceptado por los bancos
*Las cajas populares ofrecen tasas de interés ligeramente más altas que los bancos.
*Prestan parte de los ahorros a los socios que soliciten crédito e invierten el resto en los bancos, obteniendo un buen rendimiento por el volumen del depósito.