domingo, 6 de junio de 2010

MÉTODO DE REEXPRESIÓN FINANCIERA


El principio del valor histórico original establece que las cifras registradas por la contabilidad deberán de modificarse en el caso de que ocurran eventos posteriores que les hagan perder su significado, aplicando métodos de ajuste que preserven la imparcialidad y objetividad de la información contable.
Como por ejemplo el fenómeno inflacionario que provoca que las cifras expresadas en los estados financieros valuados a precios históricos pierdan actualidad , debido a que una unidad monetaria (en cuanto a su poder adquisitivo) es diferente de un ejercicio a otro.
Por ello que se haga necesario reexpresar las cifras de los estados financieros con el fin de reconocer el efecto que sobre dichas cifras históricas, ha producido la inflación.
Sin embargo, es necesario aclarar que no es necesario actualizar todos los conceptos de los estados financieros, sino únicamente aquellos en donde el fenómenos inflacionario afecta sustancialmente.
Dichos conceptos sujetos a reexpresión reciben el nombre de partidas no monetarias y se incluyen en los Inventarios, los Activos Permanentes y el Capital Contable.
Los métodos reconocidos por el Boletín B-10 del Instituto Mexicano de Contadores Públicos son:
1.- Método de ajuste por cambios en el nivel general de precios: Consiste en convertir los valores de las partidas no monetarias de los estados financieros a las unidades en moneda que les corresponde. De conformidad con el poder adquisitivo a la fecha de reexpresión, con el propósito de convertir su valor pasado a pesos con valor actual.
2.- Método de Actualización de Costos Específicos: Este método reexpresa las partidas no monetarias con base en su valor de reposición, es decir, el valor que debe desembolsarse para adquirir un bien nuevo. Dicho valor es determinado por peritos valuadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada