lunes, 20 de junio de 2011

ANALISIS ECONÓMICO




En el primer semestre del 2011 se desaceleró el consumo en México.


Los bajos ingresos de la población, ligados a los altos precios han desmotivado el consumo de los hogares, el cual también es afectado por el abultado desempleo y el endeudamiento.


Al mismo tiempo, los mercados financieros reaccionaron a la defensiva, lo que detonó una ola de ventas de activos de alto riesgo, entre ellos el peso mexicano.


Se preveé que para el segundo semestre del 2011. la debilidad de la economía mundial, ligada con los problemas de inseguridad pública en el mercado interno, podrían obstaculizar el ritmo de la actividad productiva y, por ende, la creación de empleos y del consumo total en el país.


Mal panorama para lo que resta de este año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario